Nieve Blanca

La nieve blanca cae del cielo gris como un suave y bello polvo blanco que me envuelve, me cubre por completo la cabeza y los hombros y me convierte en un ser mágico de las montañas nevadas, una mujer de las nieves que se funde con los primeros rayos de sol.

Pero ahora nieva, con fuerza, giro y giro mientras cae la nieve. Caigo al suelo y creo un ángel de nieve. De pronto el cielo se abre aunque sigue nevando y aparece una bella luz de la que salen ángeles alados que vienen cerca de mí y juegan conmigo en la nieve. Nos tiramos bolas de nieve y creamos muñecos de nieve. El cielo se va cerrando y los ángeles vuelven a casa no sin antes concederme el don de la nieve y el hielo.