Cuentos del coronavirus II : El contraataque de la esperanza y el valor

El valor, la esperanza y la misma vida se habían reunido con urgencia. Sin que se hubieran dado cuenta, el miedo, la angustia y la misma muerte habían ideado un plan malévolo para aprovecharse de la humanidad, para sumirla en el miedo, para destruirla… Y con ello alimentarse a si mismos y hacerse más fuertes…

Habían estado ciegos pero todavía estaban a tiempo… Mientras hubiera vida, mientras siguiera habiendo esperanza, la humanidad no estaba perdida. Así, fueron a plantar sus semillas, las semillas del valor y de la esperanza… Llamaron también a la alegría, al espíritu combativo así como a otros tantos poderosos aliados y aprovecharon los avances cosechados para llevar a cabo un contraataque.

Así, nacieron lemas de resistencia que animaban a quienes lo oían y lo acompañaban con música. También nacieron nuevas e ingeniosas ideas que sacaban la risa pura que el miedo había intentado llevarse consigo. Y con cada risa, empezaron a nacer unas hadas muy peculiares, unas hadas de luz que se movían de uno en uno haciendo florecer las semillas de esperanza y valor…

Los superhéroes también fueron llamados para ayudar a derrotar al miedo y a la muerte. Y ellos acudieron, aliándose con el espíritu combativo…

Porque en ocasiones, los humanos olvidaban el valor y la esperanza. Olvidan la alegría que vive en ellos y que nadie les puede quitar y entonces se dejan arrastrar por el miedo… Pero no importaba, porque ellos les harían recordar quienes eran. Porque les harían más fuertes que nunca, porque los valores de esperanza, valor y alegría nunca desaparecerían. Porque la vida continuaba siempre. sólo necesitaban el valor para seguirla viviendo sin temor…